Blogario

Entendemos la comunicación, como el encuentro en lo común
Destacado

Emociones y Ansiedad

 

Continuar leyendo

¿Y tu qué Yoga?

,

 

Continuar leyendo

Yoga y Espiritualidad

 

Continuar leyendo

Debate; Yoga: Verdades y Mentiras

 

Continuar leyendo

Madhava - Día internacional del Yoga

 

Continuar leyendo

La responsabilidad

 

Continuar leyendo

Religión y Espiritualidad

 

Continuar leyendo

La Justicia como método

 

Continuar leyendo
Destacado

¿Quieres saber lo que es Yoga y lo que no es Yoga?

¿Quieres saber lo que es Yoga y lo que no es Yoga?

He aquí un articulo de esos que merecen mucho leer. Un texto valiente y con conocimiento de causa.

Yoga_Moderno_y_Yoga_Tradicional.pdf

Si quieres saber lo que es y no es el Yoga, no te lo pierdas.

Continuar leyendo

Juan Gérvas, medicina de consum (Verdades como Puños)

 

A este señor le votaba yo como Ministro de Sanidad. Como minimo

Continuar leyendo
Destacado

La Enseñanza (25 aniversario)

La Enseñanza (25 aniversario)

Si tuviéramos que dar forma a un proyecto y habláramos de un plazo de 25 años exclamaríamos un “largo me lo fiáis”, pero, en este caso, y una vez cubierto este tiempo, sólo nos queda reconocer que ha sido breve, casi un suspiro y en ese tiempo el Ashram se ha consolidado, el Maestro ha dado y da fe de lo que convierte en incuestionable el valor de sus enseñanzas. Han pasado muchos años, muchas personas, muchas cosas, pero su presencia y su enseñanza continúan imperturbables y se van disipando nuestras dudas sobre sus cimientos, sobre “aquello” en lo que está anclado. Ha resistido los embates de todo el bombardeo de técnicas novedosas, milagrosas; ha resistido nuestras impertinencias, nuestras “crecederas” y sobre todo la vanidad que hemos ido desarrollando según nos íbamos haciendo conscientes de que esas enseñanzas que él nos entregaba, producían reacciones que nos han impulsado a crecer y a convertirnos en “maestrillos” tremendamente realizados y a las que él ha respondido desde su comprensión, desde su tremenda soledad y sobre todo desde su silencio, que gracias a él se va convirtiendo en nuestro. Recuerdo una entrevista realizada a Madhava en la que a la pregunta sobre su opinión de cómo veía la transmisión de la enseñanza, respondía que cada uno de los receptores de su mensaje (del que nosotros tenemos el privilegio de recibir directamente), nosotros se lo contamos a otros, estos otros a su vez a otros, estos a su vez…, y un tiempo después no se sabe muy bien qué es lo que queda de la idea original. Haciendo gala de ser uno de estos eslabones transmisor-deformador quiero traducir a nuestros días, en lenguaje matemático actual, la síntesis de esta enseñanza inmemorial y la Ciencia del Yoga se resume en: I+T+X = YOGA. “I” de INSPIRACIÓN, teniendo en cuenta que es una variable. “T” de TRANSPIRACIÓN, tendiendo en cuenta que es otra variable. “X” de X, aspecto a desvelar, teniendo en cuenta que es invariable, permanente y por ende, demoledor. “I” DE INSPIRACIÓN. Teniendo en cuenta que es una variable. ( esto que te cuento se mueve ). Entre sus varias acepciones, el Diccionario define a la Inspiración como “un estado en que se halla el alma sometida a la influencia de una fuerza sobrenatural”. Son muchas las “inspiraciones” y todas producen un cierto vislumbre de “aquello” que puede ser alcanzado, pero nuestra capacidad de discriminación no siempre nos permite distinguir entre una inspiración, como algo certero, veraz, y un estímulo coreado por nuestros deseos o simplemente lo que queremos oir. El Maestro nos muestra la puerta y lo que acontece después y lo hace con la “Ciencia del Sendero” que traza el mapa del Camino a recorrer: los cauces, desvíos, rotondas, puertos y puertas ¿atajos?, fuentes, restaurantes, campings, cines,…de todo y mejor que la Guía Michelin., y dice más, parafraseando a otro Maestro “Busca el Reino de los Cielos y su Gloria y lo demás se os dará por añadidura” y nos sitúa en la Cueva de Aladino con innumerables objetos del deseo a ambos lados del Camino y nos sigue diciendo: sigue hasta el final, sigue hasta la lámpara. Este Sendero del que él da Fe, comienza con el Cuerpo Físico, continúa con otros cuerpos, todos ellos con la necesidad de ser conocidos, reconocidos e integrados, desde el más material y tosco hasta el más elevado en situación vibratoria y como un eco de fondo, te repite “Yo soy eso que ve, no te detengas”,”Yo soy eso que ve, ¡no te enredes!, continúa, tu tienes el justo poder. Eso es a todas luces impresionante al principio, como todo lo novedoso y nos dota de una visión que no por vista se puede pasar página, y descubrimos que hacernos conscientes del tumulto que hay en el gallinero de los cuerpos inferiores resulta agotador porque mira que se ponen pesaditos...... Pero de qué serviría decirnos que algo puede ser conocido, equilibrado, realizado (convertirnos en eso), si no nos dicen cómo. En ese punto el Maestro nos dice, procurando ser oido en medio de nuestro propio tumulto “Estas son las herramientas, USALAS”. “T” DE TRANSPIRACIÓN. Teniendo en cuenta que es otra variable.( esto que te cuento se usa ).El pack de las herramientas viene en un paquete con el cartel de “Ciencia de la Meditación” y el Maestro te lo entrega también dando Fe de su utilidad, es más, no encontraras nada que no tendrás que utilizar en algún momento. Abres la caja y te encuentras con las asanas, las respiraciones y los pranayamas, las técnicas de limpieza (kriyas), la concentración y la Meditación,…todo ello aplicado en su debido momento, con la debida constancia, nos prepara y acerca a la experiencia que da sentido a la Ciencia del Yoga que es la Unión consciente con la esencia de uno mismo. La Transpiración como símbolo de la Ciencia de la Meditación se justifica en la medida en que el desarrollo de la destreza en la aplicación de cualquiera de las técnicas es una labor de ¿años? ¿cuántos? Pues simplemente todos, para toda una vida. El trabajo en el equilibrio y purificación de la personalidad para que la experiencia del Yoga se produzca se asemeja a quien hace un castillo de arena en la playa, es posible que la siguiente marea, al subir, deshaga tu trabajo, tu castillo. De la misma manera cada vez que logras el equilibrio y construyes la Paz interior te acercas a una experiencia que aunque breve, día a día, pasito a pasito, capa a capa, va produciendo la madurez y el acercamiento a lo Espiritual: IN-OUT, IN-OUT, DENTRO-FUERA, DENTRO-FUERA, los vehículos de la Personalidad se calman, los conflictos se diluyen o pierden importancia, la discriminación (VIVEKA), el desapasionamiento (VAYRAGIA), La convergencia (ABHYASA)van afirmándose y consolidándose, nos estamos acercando al Ser. “X” DE X. Teniendo en cuenta que es invariable, permanente y por ende demoledor. Lo que tiene de curioso cualquier revelación (momento en el que el velo, lo que nos impide ver, se corre) es que lo que percibimos en ese instante es algo tremendamente razonable, que es posible que nos resulte familiar y conocido y como se dice en mi pueblo “después de visto todo el mundo es listo”. Así como las variables anteriores varían,valga la redundancia, en función de la veracidad y síntesis del conocimiento recibido como factor que concentra o dispersa el objeto de la búsqueda, en función de otra variable, de la intensidad y honestidad en la práctica de las técnicas y herramientas recibidas, el tercero de los factores supone todo un contrasentido en la medida en que crecer y postrarse resultan ciertamente enfrentados y por eso el tercer factor es invariable, permanente y por ende demoledor y no es otra cosa que desarrollar la capacidad de Servicio, de rendición hacia la VIDA, en nuestro lenguaje es la “Rendición al Ishwara”. La capacidad de Servicio y la Rendición a la VIDA tiene como medio para ser alcanzado un proceso de lavado-aclarado-centrifugado de nuestra propia personalidad. No existe sistema filosófico, ni artimaña psicológica, ni curso acelerado, ni…. Que ponga contra las cuerdas a nuestro propio Ego, más que la propia vida. Cuando hablamos del proceso discriminador ( Neti-neti, esto no, esto no) podemos situar dos posiciones bien diferenciadas. Existe la discriminación de la mente basada en el proceso análisis-comparación-conclusión y esta , puede estar amañada y contaminada por nuestros propios deseos. !!QUIERO LA REALIZACION A MI MEDIDA!! Como quien va al sastre..... Para que este recorrer el Sendero no acabe en la personalidad y podamos llegar más allá, la Vida ha dispuesto tres tipos de motores con su fecha de caducidad o con su vida contabilizada en horas de funcionamiento. Primer motor : El Deseo. Motor de combustión intenso, muy aparente y que produce la impresión de viajar rápido-ísimo, y que nos tiene que ir separando de la tierra y de su fuerza de gravedad. Segundo motor :El Anhelo. Una vez en el espacio exterior y “vencida” la resistencia de la materia se desprenden los depósitos de combustible, los motores primarios y demás parafernalia accesoria se despliegan los paneles “SOLARES”. La impresión para el piloto es de un parón en el sentido más propio de la palabra, parón vital, es el momento de devolver lo prestado, lo que no es propio, pensábamos y contábamos cosas que aunque nos aportaban una gran claridad y elocuencia no eran nuestras. Aquí revisamos lo propio, lo que hemos realizado nosotros. Se puede reconocer un cierto contacto con la VERDAD y; a la luz de ésta quedan muy pocas cosas de las que podamos estar seguros. Es el momento de la Fe inquebrantable, es el momento del Discernimiento Atmico, en una palabra, está llegando la tan cacareada hora de la VERDAD. Ese descenso brutal de las expectativas a la Realidad destila gradualmente pequeñas gotas de humildad y el eco de la Enseñanza del Maestro continua recordándote “Yo soy Eso que Ve, no te detengas”, “Yo soy Eso que Ve, no decaigas, continúa, Tu eres el Justo Poder”. Esto puede ser largo, como los cuarenta años del desierto, oscuro, como la negra noche del Alma de los místicos y tan aburrido como toda la resistencia de la que es capaz nuestro Ego en la medida en la que le vamos haciendo menos caso y todo esto nos lleva irremisiblemente al tercer motor. Tercer motor: La Voluntad. No es otra cosa que el despliegue del SER, La VIDA y reconoces entonces que: “ Vamos hacia la Luz por Tu llamada. Venimos de la oscuridad impulsado a ello por el Alma de todos. Surgimos de la tierra y nos sumergimos en el Océano de Luz. Venimos juntos, avanzamos juntos, guiados y conducidos por el Alma, Servimos y por Ti que eres el Maestro sabemos. El Maestro Externo y el Maestro Interno son Uno. Ese Uno somos nosotros,El Uno es Todo, Mi Alma, tu Alma, el Maestro y el Alma de todos. Om Shanti.

Continuar leyendo

Cliente, alumno, discípulo

Cliente, alumno, discípulo

 Cliente, alumno, discípulo

Siendo como es el lema del Congreso “ las escuelas  Sanatana Dharma: el servicio como autorrealización “, he querido enfocar este lema desde una perspectiva que reconozco como propia y sin ánimo de hacer una autobiografia, no por ausencia de ego, sino más bien por ser este un proceso o recorrido en el que no hay nada  de original o propio y en el que exceptuando la experiencia personal, el resto se repite.

El tiempo actual o Kali Yuga está marcado por la confusión en cuanto a las vías de acercamiento al Ser, existe de todo, para todos los gustos, pero únicamente descubrir el “hilo” que partiendo desde el corazón nos lleve de nuevo de regreso a “casa”, a la casa del Padre, a la casa del Maestro Uno, a nuestra casa, repito, únicamente descubrir este “hilo”, nos vuelve a conectar con la  labor comenzada tiempo atrás. Hay muchos que siguen insistiendo en que todos los caminos conducen a Roma, pero...

Continuar leyendo

Ding dong

Ding dong

Edad indefinida, posiblemente más cerca de los 50 que de los 40, un vestir propio de 30 años atrás, el bolso pegado, colgando como una prolongación natural de un brazo inerte, una mueca parecida a una sonrisa en un semblante pálido que decía poco, las gafas grandes, de pasta, que ocultaban unos ojillos marrones. El “buenos días” salió de algún rinconcito profundo a través de una boca que no se abría, que no se movía. Hola buenos días, respondí, ¿Qué desea?. Hola, ¿esto es un Centro de Yoga?, busco un yogui de verdad. 

Para no resultar descortés me guardé la respuesta que quería salir de mi boca que era otra pregunta ¿y como es un yogui de verdad?.

-         Sí, es una Escuela de Yoga, y si buscas un yogui de verdad ya lo has encontrado

-          ¿Quién?, lo dijo poniéndose de puntillas como queriendo mirar por detrás de mí, al parecer no debía ser yo.

-         Haciendo gala de un autocontrol que últimamente me tiene un poco sorprendido le pedí que me acompañara hasta una sala en la que hay un espejo de cuerpo entero y le dije que mirara allí. Pensó que le estaba tomando el pelo, vamos, que tenía el día guasón.

-         Perdona, yo busco un yogui que me ayude a encontrar la Paz y el equilibrio.

-         Pues está  ahí.

-         ¿Dónde?

-         Delante de ti

-         Ahí solo estoy yo

-         Pues ahí es donde vas a encontrar el yogui de verdad, si no está ahí...

Continuar leyendo

En el camino

 
 

No corras, que al único sitio al que tienes que llegar es a ti mismo.

                                                                     Juan Ramón Jimenez.

Son diferentes las razones que nos invitan a la “Búsqueda”, pero parece que el común denominador en todos los casos corresponde no solo a la idea de que algo puede ser alcanzado, experimentado, como “objeto” necesario para una vida plena y dichosa, sino que , además la carencia del “objeto” en cuestión resta valor, brillo, continuidad, al resto de nuestros logros. Establecer esta idea previa del objeto de la búsqueda tiene mucha importancia porque tanto, o casi más importante que salir de viaje es hacerlo teniendo a “donde ir”, el resto es vagar sin rumbo.

Se acercaba el invierno, era una fresca mañana de otoño y nada más salir de casa me encontré con un viejo conocido al que hacía mucho tiempo que no veía. Siempre sentí una buena empatía con esta persona y sentí...

Continuar leyendo

La enseñanza no existe

La enseñanza no existe

Así como el resto de las conclusiones de más adelante, este título tampoco es cierto del todo, solo en alguna medida.

Lo que quiero decir es que “la enseñanza” así, como suena es una entelequia, un concepto de la mente de esos que no están sujetos a sujetos. Proliferan por doquier conceptos huérfanos de los que nadie se responsabiliza.

Algunos ejemplos de entre muchos:

La amistad, la pareja, la familia, la patria, la sexualidad, la enseñanza, la política, la religión, la espiritualidad, los conflictos  etc…

Son conceptos despersonalizados sin nadie detrás. Pareciera que son en sí mismos. Que son autónomos.

Una vez un amigo tuvo un accidente de tráfico...

Continuar leyendo

Attitude (la Actitud)

Attitude (la Actitud)

Attitude (la Actitud)

Seguimos a vueltas con el tema de la actitud porque no se puede descuidar, tan importante es crecer como el hecho de no hacerlo de cualquier manera, encontrar y tener en cuenta los límites, en el caso de que existan, le da sentido, estructura y continuidad a las relaciones y a la vida.

La palabra actitud parece relacionada con “el acto”, con la disposición a un determinado acto, quizá para los griegos tenga alguna relación como la que hay entre la potencia y su posible consecuencia que es el acto, con lo que parece que no es posible acto sin actitud previa.

Puede ser sinónima de: disposición, forma, talante, conducta, proceder, manera, etc, y también con...

Continuar leyendo

¿Ayudar o no Ayudar?

¿Ayudar o no Ayudar?

Maestro: “Deseo ayudar al prójimo pero… ¿cómo puedo hacerlo bien?”

Sabes bien, querido amigo, que el servicio es el mayor atajo que existe en el sendero. Pero no es menos cierto, que muchos seres de buena intención han sufrido y han hecho sufrir a terceros tratando de “ayudar”. Para servir no es suficiente con el impulso o la “buena” intención. También es importante saber cómo hacerlo. Ayudar es tan importante, que no debemos hacerlo a la ligera. Implica una gran responsabilidad (Responder con habilidad). Pero tampoco deberás esperar a culminar TU proceso evolutivo para ponerte a practicar esta noble ciencia a la que llamamos Karma Yoga. Aunque no sepas muy bien como ser útil en cada momento, recuerda que eres responsable de tus actos, tanto cuando haces, como cuando no haces.

No cedas a la inacción, haz lo que debas...
Continuar leyendo

El sentido de la Vida

El sentido de la Vida
 
Continuar leyendo
Destacado

Paparazzi

Paparazzi

Paparazzi.

Parecía una de tantas mañanas, de otras mañanas repetidas, los mismos gestos, el mismo protocolo que se sucedía día tras dia como un ritual invariable, levantarse, el paseo por el aseo, la cita conmigo en el cojín de siempre, la fotografía del Maestro, el cuadro de Yoga Devi, el olor de la varita de sándalo que llenaba la estancia con reminiscencias de otros lugares que había hecho míos.

Miraba al hombre de la fotografía, hombre al fin y al cabo, quería cerrar los ojos después de sentarme con las piernas cruzadas, pero esta mañana no podía, la mirada de la fotografía me hacía sentirme observado, me inquietaba como si nada pudiera ocultarse a aquella mirada impresa en papel fotográfico, pensé que eran tonterías, al fín y al cabo solo era papel.

Acomodé mi osamenta lo mejor que pude ya que el paso del tiempo había ido mellando y dejando su huella en una espalda que prefería tener una pared en la que apoyarse, lo de las piernas cruzadas tenía también su “aquel” hasta que conseguía que rodillas y caderas me permitieran ignorarlas, tenía los útiles a mano, el vaso con el agua a bendecir, el rosario tantas veces transitado y al que durante mucho tiempo califiqué como de “competición” (no se porqué).

Continuar leyendo

Psicología y Yoga

Psicología y Yoga
 
Continuar leyendo

Biedo, Glups¡¡

Biedo, Glups¡¡

Si el miedo aparece en tu vida da lo mismo que sonrías como si  quisieras convencerle de tu inocencia y da también lo mismo que tiembles aunque con eso pienses que le ablandarás las intenciones.

Puedes también contarlo por ahí, incluso a tus amigos porque pocos creerán que es para tanto, pero de lo que puedes estar seguro es de que te ha pillado, por lo menos para un buen rato.

         De rápidos reflejos es el miedo y aunque tiene un aparecer fluido su despedida se puede demorar en un tiempo interminable, vamos que no se va ni aunque quieras convencerle de que ¡ tachán ¡ ya está, ya he aprendido, ¡ no es necesario que sigas aquí ¡ mira a ver si te necesitan en otra parte que yo ya me arreglo solo, y como arriba, puedes estar seguro que te tiene pillado y el mal rato sigue todavía.

Continuar leyendo
Destacado

El vacío existencial, un apetito de todos.

El vacío existencial, un apetito de todos.

Somos seres Humanos y, de momento, no podemos evitarlo. Desde que percibimos nuestra propia existencia, el miedo a dejar de Ser y la incertidumbre de lo que somos, nos acompaña y condiciona a diario. Es una necesidad exclusiva de los seres humanos. No les pasa a otros reinos como el animal o vegetal.

Durante un largo periodo de nuestra evolución vamos resolviendo esa necesidad viviendo como “Vampiros existenciales” a base de estimulo externo. Necesitamos ser queridos, aceptados por los demás. Reconocidos por lo que tenemos, por lo que parecemos o por el poder que tenemos.

Continuar leyendo

Paradójica-mente

Paradójica-mente

La mente miente

 

Menuda paradoja (RAE. Paradoja: Figura de pensa-miento que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción.)

Si fuera cierto que la mente miente, a su vez sería mentira.

Ni verdad, ni mentira. Digamos que la función de la mente es escanear la realidad para aproximándonos a ella mediante imágenes-copia. Estas imágenes nunca son la realidad, solo son copias más o menos realistas. La Verdad y la realidad ya son por sí mismas...

Continuar leyendo

Gafas pa ver

Gafas pa ver

Era una mañana de domingo castellano, luminoso, claro y fresco, en un pueblo en el que se celebraba un Mercado Medieval, como era temprano, la Plaza Mayor con sus soportales, presentaba una actividad inusitada, llena de puestos que se estaban preparando y de gentes ataviadas a la usanza de otros tiempos, había artesanos de todo tipo: herreros encendiendo sus pequeñas fraguas, carpinteros poniendo a punto formones y gubias con las que hacían tallas en madera, los tragasables se tomaban unos orujos preparando sus gargantas para lo que vendría después, panaderos, tejedores, pitonisas y también había un puesto en el que sólo había un cartel que decía “Gafas para ver”, miré dentro del puesto, una especie de pequeña “jaima” de telas de vivos colores en la que sólo 

 

había una alfombra en el suelo y un surtido de cojines.

El o la de las gafas no estaba, supuse que estaría desayunando en cualquier bar cercano, pensé que volvería más tarde y continué por el mercado entre botes de mermelada artesana, miel, quesos, etc.

Pasado un tiempo volví hacia el puesto de las gafas porque había picado mi curiosidad,...

Continuar leyendo

El Maestro

El Maestro

Aquí os dejo un texto de Swami Sivananda que colgaba de una de las paredes del Ashram cuando fuí por primera vez. Cada vez que lo leo me emociono.

---

No es un maestro, ese personaje a quien das vida con la imaginación. Es tu debilidad, la necesidad de sentirte protegido, amparado, comprendido, halagado, quien crea esa figura mítica que luego superpones sobre un cuerpo de carne y hueso. Es como un encantamiento, una fantasía de tu mente romántica con la que tratas de proteger tu indigencia. No es un maestro: es un dios lo que tú necesitas. No estás, preparado aun para  enfrentarte a  la  responsabilidad  de tu propia  vida.

¿Comprendes,   ahora,   la   respuesta   masiva   a   los   gurús deificados?

            
    Los temores ancestrales, la inmadurez espiritual, las emociones primarías, y la ausencia de discriminación...

Continuar leyendo

La meta

La meta

Cuando digo LA META, no me refiero a ninguna competición, en la que tengamos que llegar a ningun sitio, sino a la importancia de un planteamiento existencialista que, desde mi punto de vista, seria muy interesante para cada uno de nosotros, esto es: donde estoy, como y a donde, quiero, debo o me conviene dirigirme. Reconozco que esto puede sonar un poco raro. Hace ya algún tiempo en una de mis, auto comidas de tarro, me estaba cuestionando, eso que tan fácilmente se les suele preguntar a los niños " ¿y tú, de mayor que quieres ser ?.

Continuar leyendo